UNIVERSIDAD MARISTA DE MÉRIDA A.C.

¡Un día para celebrar y agradecer!

Por /
Anterior Siguiente

Con el estilo de sencillez y ambiente de familia que caracteriza a nuestra universidad, el día de ayer se llevó a cabo la ceremonia inaugural de los festejos por los 25 años de nuestra institución. 

El evento se dividió en tres momentos, todos rodeados de emociones y símbolos, y acompañados por un grupo representativo de las personas que, sin duda, han sido pieza clave y el pilar de estos primeros 25 años: los fundadores y promotores de nuestra institución, Junta de Gobierno, los hermanos Maristas y capellanes, algunos de nuestros primeros colaboradores y directores de escuela y áreas, y egresados representantes de las primeras generaciones, entre ellos, el Gobernador del Estado, Mauricio Vila Dosal, y Mauricio Cámara Leal, titular de la Secretaria de Investigación, Innovación y Educación Superior (SIIES).

En punto de las 7 de la mañana, dio inicio la ceremonia eucarística, misma que fue presidida por el arzobispo de Yucatán, Monseñor Gustavo Rodríguez Vega, en compañía de los presbíteros: Emilio Suberbie Aguirre, Esteban Anaya Morales y Jorge Carlos Menéndez Moguel, los tres capellanes, en distintos momentos de nuestra vida institucional. En su homilía, Monseñor Rodríguez Vega recordó la nobleza de la tarea de la educación y la formación, y reconoció la valentía de aquellos primeros promotores para “lanzarse” al reto de la creación de una universidad que comparó con un árbol, “hoy grande y capaz de recibir a los `pájaros´ para hacer sus nidos y luego levantar el vuelo”. 

Previo al cierre de la misa, el Hno. Hugo Rivera tomó la palabra en representación de la Comunidad de Hermanos Maristas de Mérida y del Hermano Provincial, Luis Enrique Rodríguez, para agradecer, primeramente, a todos aquellos ex alumnos del Colegio Montejo y del CUM, que lucharon y esperaron, para la creación y fundación de la universidad, y que hoy es reconocida como una de las mejores universidades del sureste. De igual manera, aprovechó para recordar la misión y visión de nuestra institución, en donde el servicio por los más necesitados es prioritario y se hace presente en nuestro lema: Ser para Servir. En ese sentido, recordó la huella marista en la sociedad yucateca, a través de los distintos proyectos y programas que se han desarrollado a lo largo de nuestra historia.

El segundo momento se llevó a cabo en el lugar donde fue colocada la primera piedra del campus de Periférico, en 1997, hoy el jardín central entre el primer edificio y el auditorio “Hno. Pablo Hernández García”. Ahí tuvo lugar la develación de una placa dedicada a los 22 promotores y fundadores de la universidad. Previo a la develación, tomó la palabra nuestro rector, Miguel Baquedano Pérez, en donde refrendó el compromiso de la Universidad Marista de Mérida con la sociedad, tal y como lo hicieron hace 25 años los homenajeados de este momento. Como representante de nuestros fundadores, el Hno. Manuel Franco Jaúregui, “Chiquilín” como todos lo conocemos, dirigió un mensaje para agradecer primeramente a todos los que llamó familia Marista- Montejista, sus compañeros de camino que, como recordó, desde 1994 se reunían en las instalaciones de Itzimná para soñar juntos con el proyecto de la Universidad, y donde enfatizó, los laicos fueron y han sido los protagonistas: “El árbol que sembramos juntos hace 25 años, es hoy un joven robusto, que vive su vocación de Ser para Servir, trabajando con sencillez su misión fundamental de promover la fraternidad y el servicio a través de la vocación ” expresó. Para terminar su intervención, “Chiquilín” muy a su estilo, entregó dos reconocimientos simbólicos: el primero a Juan Carlos Seijo Gutiérrez, primer rector de nuestra universidad, quién recibió el “Huarache Marista” como símbolo del camino recorrido y el que falta por recorrer, siendo un incansable promotor de la labor universitaria. El segundo: “un mandil”, que representó una analogía con el servicio incansable, del trabajo y la colaboración, y le fue entregado a nuestro actual rector, Miguel Baquedano Pérez.

La placa conmemorativa, en honor a nuestros fundadores expresa lo siguiente:

“El carácter más apropiado para educar humana y cristianamente a los niños y jóvenes es el que reúne la jovialidad, la afabilidad y la constancia que sólo se hallan en un corazón humilde y bondadoso”

San Marcelino Champagnat

Este es un reconocimiento para aquellos primeros soñadores y promotores de nuestra institución, que fijaron la educación como la mejor vía para contribuir con la construcción de una sociedad más justa, equitativa y responsable.

Abelardo Leal Rodríguez, FMS +
César Briceño Navarrete
Eduardo Muñoz Menéndez
Jorge Carlos Menéndez Moguel, Pbro.
Jorge Carlos Patrón Wong, Arz.
Jorge Rubén Muñoz Menéndez +
José Antonio Buenfil Guillermo
José Antonio Tadeo Castellanos Gual
José Enrique Gasque Casares
Juan Carlos Seijo Gutiérrez
Julián Cueva Pardo
Julio Segovia Sosa 
Luis Medina Cantillo
Luis Alberto Ramírez Rosado +
Manuel Franco Jáuregui, FMS
Mario Peniche López
Mauricio Tappan Repetto
Miguel López López, FMS +
Pablo Hernández García, FMS
Ramón Felipe López Gual
Víctor Manuel Buenfil Irigoyen 
Xavier Antonio Abreu Sierra

2 de septiembre, 2021.

 

Para finalizar esta jornada de celebración, los invitados se reunieron en la antesala del auditorio “Hno. Pablo Hernández García” para cerrar con un momento de agradecimiento, en donde nuestro rector invitó a cada uno de los asistentes a tomar una vela y colocarla encima de una gran lona con el logo conmemorativo de nuestro aniversario 25, y ahí dejar plasmada su firma, como un recordatorio de que “la Universidad la construimos todos”. Este momento se repitió por la tarde, con los colaboradores actuales de la universidad.

Sin duda fue un arranque de celebración y lleno de emotividad, muy al estilo Marista. 

Comparte: