La Universidad Marista de Mérida fue fundada en 1996 por un grupo de Hermanos Maristas y ex-alumnos del Centro Universitario Montejo (CUM), con el propósito de dar continuidad a la formación Marista hasta concluir estudios superiores.

Mensaje del rector

En septiembre de 1996, la Universidad Marista de Mérida abrió sus puertas haciendo realidad el sueño de muchas generaciones de ex alumnos de Colegios Maristas de Mérida, coronando así la misión educadora que los Hermanos Maristas realizan en la región desde 1899.

Más allá de esta misión académica, las Universidades son el seno donde se deposita la confianza de nuestra sociedad para la formación de sus líderes en todos los ámbitos, y ésta, sin duda, es la mayor responsabilidad de nuestro reto, porque no basta formar sólidos profesionales, sino profesionales comprometidos con su comunidad, con su región y con su país, sobretodo, con los grupos humanos más desprotegidos. Esta es quizás la única vía para transformar el perfil de los líderes de nuestra colectividad, y ésta es claramente la misión de la Universidad Marista de Mérida.

El dinamismo, nivel de organización, solidez académica y responsabilidad social que caracterizan a nuestra Universidad, se han consolidado a lo largo de dos décadas para proyectarla como una de las opciones de educación superior de mayor crecimiento en el Sureste de México. No obstante, siendo la formación integral de nuestros educandos incubada en un ambiente de familia, los alcances dimensionales del proyecto están delimitados por la capacidad de nuestro equipo humano, para mantener la calidad de nuestros servicios educativos y la calidez y cercanía con los alumnos, por encima de una matrícula de grandes proporciones.

Muchos son los logros académicos que, aunados a la muy elevada tasa de inserción laboral de nuestros egresados, sirven de indicadores de la calidad educativa de nuestro proyecto. No menos importante, sin embargo, es la enorme sensibilidad humana y compromiso social que acusan los profesionales egresados de la Universidad Marista de Mérida, actuando como agentes de cambio social; haciendo vida el lema de la institución: “Ser para Servir”.

Misión

Formar académica, humana y cristianamente a los jóvenes universitarios con el carisma educativo marista de: sencillez, ambiente de familia, presencia prolongada con los alumnos, amor al trabajo perseverante sustentado en la confianza en María, en una tarea compartida por hermanos y laicos calificados profesional y apostólicamente, a través de las funciones sustantivas de docencia, investigación, extensión y servicio y desarrollo comunitario.

Visión

Profesionales egresados de nuestra Universidad Marista, capaces de:

Resolver problemas personales, de la familia y de la comunidad,

trabajar con perseverancia, alegría y respeto a la dignidad humana,

tener una clara actitud de servicio, en especial a los más necesitados,

dar testimonio permanente del lema de la Universidad: “Ser para servir”. Comprometidos con la construcción de una sociedad más justa, respetuosa, solidaria y responsable.

Valores

Trabajo honesto, productivo y perseverante

Verdad, equidad y justicia

Respeto a la dignidad humana

Ser para Servir

Modelo Educativo Marista

El Modelo Educativo Marista busca desarrollar una visión crítica del contexto y la realidad de un mundo que vive constantes cambios científicos, tecnológicos y sociales y que se transforma a la velocidad con la que se conecta una persona con otra. De tal manera, que nuestra formación está centrada en preparar profesionistas que conozcan y sean sensibles ante las problemáticas actuales y brindarles los conocimientos y habilidades necesarios para ser protagonistas de esta dinámica mundial.

Para lograr esa visión crítica y participación activa, el Modelo Educativo Marista plantea un modelo de formación integral basado en el desarrollo de 6 competencias genéricas que les permiterán a nuestros egresados resolver problemas específicos de forma creativa e independiente, sin importar el programa que hayan elegido. Éstas, junto con las competencias especificas propias de la formación profesional les darán la capacidad de enfrentarse a distintos retos y adaptarse a cambios del presente y del futuro en miras de una verdadera transformación social. 

De manera específica:

Los egresados de licenciatura deben:

  • Expresarse y comunicarse con propiedad
  • Pensar crítica y reflexivamente
  • Participar con responsabilidad social y servicio a los demás
  • Aprender estratégica y autónomamente
  • Usar el método científico en la solución de problemas y en la toma de decisiones
  • Conocerse y autodeterminarse como persona

Los egresados de maestría deben:

  • Pensar crítica y reflexivamente
  • Participar con responsabilidad social y servicio a los demás
  • Usar el método científico en la solución de problemas y en la toma de decisiones

Los egresados de doctorado deben:

  • Usar el método científico en la solución de científicos y socialmente relevantes

Nuestros planes de estudio

En los planes de estudio de la Universidad se propone una visión de formación integral que busca formar no sólo profesionistas con calidad académica, sino personas éticas, congruentes, críticas, responsables y comprometidas con la construcción de un mundo mejor. 

La formación disciplinar tiene el objetivo de desarrollar las competencias propias que demanda cada profesión. Por su parte la formación integral del Modelo Educativo Marista, se basa en el desarrollo de conocimientos, habilidades, actitudes y valores propios del perfil de un Egresado Marista y en el plan de estudios, de nuestras licenciaturas, está dividida en 4 grupos de materias presentes a lo largo de toda tu formación universitaria: 

  • Materias de formación universitaria básica:

Estas materias tienen la finalidad de brindar conocimientos, habilidades y actitudes que permitan una estancia exitosa en la universidad, si bien, no están directamente relacionadas con alguna licenciatura en específico, si están basadas en recomendaciones de organismos internacionales como la UNESCO, con la idea de aprender a aprender y a convivir mejor y en general a hacer mejor las cosas.

  • Materias de formación humana:

En ellas se promueve el desarrollo del ser para vivir con congruencia, en el ámbito personal, profesional y comunitario.

  • Materias interdisciplinarias:

Estas materias son una excelente oportunidad para extender la base de los conocimientos generales y ponerse en contacto con otras disciplinas y maneras de entender la realidad, a fin de aprender a adaptarse a entornos cambiantes y a ser respetuosos de la diversidad y las diferentes formas de pensar.

  • Materias de la conciencia, pensamiento crítico y responsabilidad social:

En estas materias se promueve el conocimiento crítico de la realidad que demanda la intervención de la profesión para aportar a la construcción de una sociedad más justa, responsable, fraterna y solidaria.