UNIVERSIDAD MARISTA DE MÉRIDA A.C.

#OrgulloMarista Ellos son los mejores promedios de su generación

Por /

Diego Alejandro López Cimé, con 97.92 puntos de promedio final; Carolina Brito Peniche, con 93.87 puntos; y Gloria Mariel Ramírez Barahona, con 91.97 puntos; recibirán en la próxima ceremonia de graduación, el reconocimiento como mejores promedios de sus programas académicos.

Los tres expresan estar contentos y orgullos con el resultado de sus calificaciones, aunque reconocen que ésta es más bien una satisfacción personal.

Diego Alejandro López Cimé, quien concluye la Maestría en Psicoterapia Psicoanalítica, señala que la calificación es el resultado de esfuerzo, sacrificio, constancia y renuncias. “Un posgrado implica profesionalizar la práctica y adentrarse al mundo del estudio, y cuando lo haces muchas veces renuncias a momentos importantes y significativos, por ejemplo con la familia”.

Es la segunda maestría que el joven cursa, anteriormente fue la de Consejería y Educación de la Sexualidad.

En el caso de la Maestría en Psicoterapia Psicoanalítica, Diego cuenta que apostó por ella porque está convencido que en muchos casos la licenciatura no es suficiente para brindar psicoterapia en un mundo tan demandante, y para pulir sus técnicas y ofrecer un mejor servicio de salud mental.

Carolina Brito Peniche también está feliz de ser la mejor promedio de la carrera de Diseño de Interiores. “Estoy orgullosa de haberlo obtenido porque es algo que se dio, no es que hubiera luchado por llegar a eso. Siento que la carrera, las materias y la estructura me gustaron mucho y me parecieron atractivas y por eso siempre me esforcé de hacer lo mejor posible, pero no para llegar al resultado sino para crecer profesionalmente”.

La joven, quien por primera vez obtiene la puntuación más alta en su formación académica, considera que la clave para tal resultado es no dejar las cosas para último momento y organizarse. “Como jóvenes tenemos actividades y siento que la organización y hacer las cosas cuando te las piden y de lo mejor posible te ayuda a no tener que correr todo el tiempo y el resultado es mejor”.

Carolina, quien en un principio pensaba cursar Arquitectura, dice que estudió Diseño de Interiores por la plática que fue a dar una egresada de dicha carrera en su preparatoria. “Me llamó la atención que fuera una rama muy completa”.

Sobre el panorama actual de la profesión señala que el Diseño de Interiores está en auge en la ciudad por la llegada de más personas, pues hasta hace unos años no había mucha información sobre qué es Diseño de Interiores. “El hecho que vengan muchas empresas y compañías a Yucatán agranda la gama y demuestra la importancia y beneficios de un buen diseño, en comparación a un simple decorado”.

Por su parte, Gloria Mariel, graduada de la carrera de Diseño Gráfico admite estar emocionada y feliz por sus resultados, pues siempre fue una ilusión no sólo de ella sino de su familia, finalizar sus estudios.

“Fue un camino de descubrimiento de habilidades profesionales y personales ver que todo mi esfuerzo ha dado frutos no sólo en una calificación sino en el reconocimiento de mis maestros, y de que mi trabajo refleja la calidad que espero. Todo eso satisfactorio”.

Gloria Mariel admite que la calificación en sí es más personal. “Es más bien un reflejo del aprendizaje que tuve, la disciplina, de que siempre cumplí y busqué lo mejor en mi trabajo. Creo que eso es lo más importante y el verdadero beneficio”.

Acerca de los retos, reconoce que el panorama de la carrera no era prometedor hace años pero “ahora ha crecido y la gente entiende su importancia, pero todavía hay quienes la desconocen y la tarea es explicarles por qué es necesario e importante el Diseño”

Comparte: