UNIVERSIDAD MARISTA DE MÉRIDA A.C.

Transforman los espacios

Por /

Nota publicada por el Diario de Yucatán sobre la IX Cátedra de Diseño de Interiores "Mario A. Peniche López"

El panorama actual del interiorismo, el desarrollo de proyectos a partir de sus propios conocimientos y experiencias, el abordaje global de los proyectos y cómo empaparse del contexto de la obra encargada para aprovechar las fortalezas del sitio son parte de lo que compartirán los arquitectos y profesores de interiorismo españoles Cristina Domínguez Lucas y Fernando Hernández Gil, en la IX Cátedra Extraordinaria de Diseño de Interiores “Mario A. Peniche López” de la Universidad Marista.

La cátedra dio comienzo el lunes pasado y continuará hasta mañana jueves , con la participación de alrededor de 150 alumnos, tanto de la Universidad Marista como de otras instituciones educativas, y egresados, según informa el director de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la Marista, Jorge Bolio Rojas, quien tuvo a su cargo la inauguración del evento.

Luego de la ceremonia inaugural comenzó la cátedra a cargo de Cristina Domínguez Lucas y Fernando Hernández-Gil, del despacho Lucas y Hernández-Gil, quienes a lo largo de cuatro días hablarán desde su experiencia del diseño de interiores, para lo cual mostraron varios proyectos recientes que han desarrollado en su estudio, con la idea de que los asistentes pudieran tomarlos como base para poder entender el proceso constructivo que van elaborando en la oficina para hacer realidad los proyectos.

La retroalimentación de los asistentes, por medio de preguntas que se formularon en las sesiones, fue una constante para resolver las dudas e inquietudes de los futuros diseñadores de interiores.

Platicaron, por ejemplo, las fases que desarrollaron en los proyectos, como la de concepto de imagen memorable, de programa, geometría, materiales, acabados e incluso de la comunicación, es decir, de la convivencia que tienen los proyectos más allá del usuario y su traslado a las redes sociales.

Proyecto premiado

Uno de los proyectos que presentaron fue Casaplata, un proyecto que recibió un premio por parte del Instituto Europeo de Diseño de Madrid recientemente.

Cristina Domínguez señaló que es un proyecto que los define muy bien, pues los clientes les dieron plena libertad, lo que les permitió mostrar cómo son en el estudio: directos, y de formas sencillas. Fernando añadió que sobre todo muestra cómo abordan el proyecto de forma global, pues son arquitectos de formación que por diversas circunstancias, pero también por convicción, se dedican a los proyectos globales donde interviene el interiorismo, el diseño de mobiliario, diseño gráfico y comunicación, y diseño de mobiliario específico para diferenciarlo y darle un carácter diferente.

Con los alumnos compartieron su particular forma de abordar ese proyecto y cómo partieron de obras pictóricas, de conceptos de color y obsesiones personales, y cómo elaborar una narrativa que explica el proyecto, “a partir de ahí el resto de decisiones van saliendo de la misma lógica, te inventa una historia en la que van encajando los elementos en un mismo sitio”.

Arquitectura en España

Puntualizaron que en España y por ende en Madrid, que es donde radican, la crisis inmobiliaria paralizó la ciudad, dejó de crecer, por lo que no se hace arquitectura nueva, sino que lo que se está haciendo es transformar, rehacer la ciudad, una arquitectura encaminada a la transformación o rehabilitación de cosas existentes, es decir no es obra nueva sino arquitectura de interiores.

Consideran que así será por al menos 10 años más.

“Estamos convencidos que la arquitectura de interiores ayuda a mejorar los espacios en que vivimos, creemos que como abordas un edificio, abordas el interior, responden al mismo lenguaje”.

Destacaron que al aproximarse a un proyecto lo que intentan es ser resolutivos y dar soluciones, se adaptan a la escala de cada proyecto, acabados, muebles, hacer una estructura o decidir algunos espacios, ver qué oportunidad ofrece cada proyecto y cómo aprovecharlo.

Estudiar el contexto, sacar la máxima información de dónde van a intervenir es un conocimiento que permite extraer un poco las fortalezas que hay en ese sitio, hacerlas tuyas y aprovecharlas para tu proyecto y hacerlo mejor, por lo que analizar, estudiar e identificar posibilidades y potencial es parte de las recomendaciones que dan cuando se aborda un proyecto.

Incluso las restricciones, indican que son obstáculos que se pueden aprovechar, te dan fuerza para abarcar el proyecto.

Dimensión psicológica

Señalan que hay una gran responsabilidad cuando se trata de plantear un edificio por la forma en que convivirá con la ciudad, pero en lo doméstico también, pues es el sitio donde vivirá una persona a lo mejor toda su vida, de manera que tiene una dimensión psicológica diseñar la vivienda, hacer más o menos feliz a la persona con un diseño.

Consideraron que actualmente no hay una sola tendencia en el diseño de interiores, como hace algunos años cuando existían algunas corrientes y escuelas que se caracterizaban por un tipo de arquitectura, “hoy es algo difícil definir, se están haciendo cosas diferentes y hasta contrarias en un mismo sitio, al mismo tiempo”.

Sin embargo, hay inquietudes comunes, como la sustentabilidad que es una preocupación general, “a nivel estilístico o de imagen los proyectos son abiertos, complejos, muy ricos y de mucha libertad”.— Iris Margarita Ceballos Alvarado

Comparte: