UNIVERSIDAD MARISTA DE MÉRIDA A.C.

Bioseguridad, a debate

Por /

La Universidad Marista llevará al cabo la tercera edición de Diplomacia Verde o simulador COP, un ejercicio de pensamiento crítico que invita a los estudiantes a reflexionar sobre los más importantes problemas en torno al medio ambiente que hay en el mundo.

El evento se realizará mañana miércoles con la participación de unos 40 alumnos de diversas licenciaturas, principalmente Administración de Recursos Naturales, así como estudiantes invitados de nivel medio superior.

Así lo indica la licenciada en Administración de Recursos Naturales y Maestra en Gestión Ambiental Karla Amador Baranda, directora de la Escuela de Recursos Naturales, quien puntualiza que es el tercer año que se organiza esta actividad denominada Diplomacia Verde o simulador COP.

Explica que la actividad se basa en la Conferencia de las Partes (COP) de la ONU, de la que forman parte 196 países, que se reúnen cada cierto tiempo para ponerse de acuerdo con temas ambientales que son prioridad.

De ahí que cada año se alinean al tema que se vaya a tratar en dicha reunión. En la primera edición que organizaron la temática fue el Protocolo de Nagoya, que es sobre diversidad biológica; el segundo año, sobre Cambio Climático, y en esta ocasión será sobre el Protocolo de Cartagena, que se refiere a los alimentos transgénicos.

Este 2018 la reunión de la COP-ONU será del 17 al 29 de noviembre en Egipto; es decir, tan solo unos días después de la realización de Diplomacia Verde en la Universidad Marista.

Karla Amador detalla que en el evento universitario los jóvenes son agrupados en equipos de tres o cuatro personas, a los cuales se asigna la representación de un país, y tienen alrededor de un mes para investigar y capacitarse respecto a la postura de la nación que representarán.

La Universidad los apoya con capacitación que brindan expertos de instituciones como la Semarnat, la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogem) y la Comisión Nacional para el Conocimiento y el uso de la Biodiversidad (Conabio), entre otros.

La actividad da comienzo con una sala redonda, en la que uno de los integrantes de cada equipo debe presentar la postura del país que representan y posteriormente los integrantes se dividen para participar en dos salas en las que se tratarán dos temas específicos: el principio precautorio de los transgénicos y la seguridad y riesgo de los transgénicos.

 

Expertos en el tema dirigirán las mesas.

Los jueces evaluarán la postura más cercana al país que cada equipo representa, con más fundamentos y manejo de los mejores conceptos para elegir al ganador.

La entrevistada considera que con esta actividad los participantes aprenden más que en el aula, pues les genera el pensamiento crítico sobre lo que está pasando a nivel internacional y los problemas en la agenda mundial.

 

Opciones en la Escuela

Sobre los cursos que la Escuela de Recursos Naturales ofrece, precisa que tienen los siguientes: Manejo de suelos, dirigido a quienes quieren hacer composta, tienen proyectos productivos o quieren aprender el manejo de fertilizantes en casa; Dibujo de naturaleza, para plasmar un tema de interés; Documental ambiental, una herramienta para personas que buscan concienciar sobre temas ambientales, y Fotografías de naturaleza.

La Escuela de Recursos Naturales de la Marista ofrece la Licenciatura en Administración de Recursos Naturales; las maestrías en Gestión Ambiental y en Administración de Negocios Acuícolas, y el Doctorado en Bio-economía Pesquera y Acuícola.

“La Licenciatura en Recursos Naturales es única en su tipo en el país y ofrece un perfil de egreso integrado por dimensiones sociales, económicas y ambientales; sus egresados se desempeñan con éxito a nivel estatal, nacional e internacional desde organismos como la FAO hasta proyectos de emprendimiento. Dada la situación mundial es, quizás, una de las carreras con más presente y futuro que existen”, concluye la entrevistada.— Iris Margarita Ceballos Alvarado

Comparte: