UNIVERSIDAD MARISTA DE MÉRIDA A.C.

Escuela de Arquitectura gana el premio NOLDI SCHRECK 2020

Por /
Anterior Siguiente

En días pasados, la Escuela de Arquitectura de la Universidad Marista de Mérida destacó una vez más a nivel nacional al recibir el Premio NOLDI SCHRECK 2020.

Otorgado cada año, el Premio Noldi Schreck es una celebración dedicada a promover lo mejor de la arquitectura y del interiorismo en México, bajo convocatoria de Glocal Design Magazine. La Escuela de Arquitectura de la Universidad Marista de Mérida participó en el certamen 2020 por tercera ocasión, obteniendo el primer lugar en la categoría “Arquitecturas Efímeras y Pabellones” y llevándose la estatuilla del reconocido escultor Aldo Chaparro, durante la ceremonia de premiación realizada el pasado jueves 11 de marzo a las 19:00 hrs. y transmitida en redes sociales.

El pabellón ganador fue realizado durante la sexta edición del “Festival de Arquitectura y Ciudad MEXTROPOLI”, el evento de arquitectura más grande e importante de América Latina organizado por Grupo Arquine, del 9 al 12 de marzo de 2019. Durante 4 días, se celebraron una serie de actividades para exponer nuevas visiones de la arquitectura y de la ciudad en diferentes locaciones de la Ciudad de México. 

Durante el primer día, la Alameda Central fue el escenario para exponer el talento de universidades y despachos invitados de todo México, mediante instalaciones y pabellones temporales que interactúan en el espacio público durante todo el evento, respetando la integridad y considerar la mínima afectación en pleno centro histórico capitalino.

El pabellón de la Universidad Marista de Mérida fue diseñado en el aula universitaria y construido por los alumnos y profesores participantes del “Taller de proyecto urbano-arquitectónico” durante el período Enero - Marzo 2019. La propuesta se nombró “KIOSCO CONTENEDOR”, ubicándose alrededor de una de las fuentes de ninfas dentro de la concurrida plaza. El diseño tuvo como objetivo relacionarse con el sitio mediante dos actividades principales. La primera, introvertida y activa, pensada para una interacción con la fuente y la segunda, extrovertida y contemplativa, que buscaba una conexión con el entorno urbano.

Como parte del ejercicio, los estudiantes debían hacerse cargo de la logística de montaje y desmontaje en sitio, siendo un reto enorme proyectar una estructura a distancia, no generar residuos y considerar el destino final después del evento. Se erigió en dos días un gran paralelepípedo de más de ocho metros de lado por seis metros de alto, compuesto por un patrón de contenedores agrícolas de color negro, con dos accesos y un par de grandes ventanales, que desde fuera permitían ver la escultura de la ninfa. En total, más de 1,400 cajas construyeron un gran envoltorio que filtraba la luz y regalaron a los usuarios una banca perimetral interior y otra en el exterior. Al desensamblarlo en el último día, los alumnos pusieron en venta las cajas de plástico a los visitantes interesados, finalizando en menos de 3 horas.

 Los alumnos participantes fueron: Amairani Andrade Arcila, Luis Bolio Mayo, Paola Briceño Sánchez, Alessandra Valeria Can Ferráez, Juan Luis Casillas Jiménez, Ligia del Rosario Castillo Cervantes, Andrea Cervantes Quiroz, Manuel Ángel Escolar Solana, Juan Carlos García Estrada, Daniel Roberto Gutiérrez Puerto, Jeffrey Alejandro Hernández Herrera, Ángel Fernando Kantún Koh, Zareth Yazmín Lope Nah, María José López Vadillo, Daniela Martínez Vargas, Jorge Roberto Peón Patrón, Diane Abigail Pérez Zapata, Aranza Yoselim Rodríguez Argáez, Julián Santín Díaz, José Alberto Valdemar Osorio, Alma Susana Vales Díaz y Diego Arturo Villegas Curiel, bajo la coordinación de los profesores Izbeth Katia Mendoza Fragoso, Román Jesús Cordero Tovar y Daniel Justino Rodríguez Lara.

En la misma edición del Premio, fueron reconocidos los profesores Arq. María Josefina Rivas Acevedo (Grupo Arquidecture) con 2° lugar por “Hospital Faro del Mayab” en la categoría Obra institucional, Enrique Cabrera Peniche (Cabrera Arquitectos) con 2° lugar por “Capilla de la Tierra” en la categoría Espacios públicos; Izbeth Katia Mendoza Fragoso y Román Jesús Cordero Tovar (PLUG Architecture) con mención honorífica por “Villas paralelas” en la categoría Arquitectura residencial.

Comparte: