UNIVERSIDAD MARISTA DE MÉRIDA A.C.

HACIA UNA VISIÓN PARA EL 2020

Por /

Asamblea de laicos asociados de Oceanía

Del 4 al 7 de julio, 35 laicos maristas representativos de las diversas actividades y obras maristas en Oceanía, se reunieron en Brisbane para la Asamblea de laicos asociados de Oceanía. Los participantes provenían de las Provincias de Melbourne, New Zealand y Sídney y del Distrito de Melanesia. Alan Parker, Presidente de la Comisión de Laicos asociados de Oceanía y Director de Asociados Champagnat de Nueva Zelanda, guió el desarrollo de la reunión.
Participaron en la reunión dos representantes del Secretariado ampliado de los laicos, de la Administración general: Tony Clarke del Secretariado de Pastoral Marista (Sídney) y Ana Sarrate, maestra de primaria de la Escuela de los Hermanos en Pamplona (España), en representación del Secretariado.
Tony y Ana junto al H. Javier Espinosa han sido nombrados co- Directores del
Secretariado y comenzarán su función en septiembre.

La Asamblea había sido programada originalmente para el 2009 pero tuvo que ser postergada a causa del brote de virus H1N1 en la región en aquel momento.
La Asamblea forma parte de un conjunto de actividades regionales en las que diversos participantes de las cuatro unidades administrativas van a reunirse durante los próximos meses para discernir el camino por el que debemos avanzar como hermanos y laicos durante este período hasta los próximos Capítulos provinciales que tendrán lugar simultáneamente en Sydney en diciembre. Ya ha tenido lugar en mayo la asamblea regional y están planeadas otras asambleas de provincia o distrito.
La región marista de Oceanía es única desde varios puntos de vista, en especial, geográficamente y como número de países representados.
Geográficamente es muy extensa: hay más de 3000 km entre las dos comunidades maristas que se encuentran en los extremos de la región, Perth and Kiribati.
Serían necesarias 8 horas de vuelo de avión para ir de una a otra.
Cuando los diversos participantes de cada una de las unidades administrativas se sientan juntos bajo sus respectivas banderas nacionales, uno se da cuenta de la riqueza cultural, de la diversidad que hay en el grupo y de la necesidad de respetar las historias y las tradiciones de cada uno.
En la sala de la reunión había 15 banderas representado los países y tradiciones culturales de las unidades administrativas de Oceanía donde los maristas tienen colegios o misiones.
La asamblea fue inaugurada por el H. Julian Casey (Provincial de Melbourne) en representación del Colegio de Superiores Mayores (los tres Provinciales y el Superior de Distrito) quien participaba en calidad de observador. Él se centró en cuatro preguntas: * ¿Cómo ven los laicos maristas su misión? * ¿Cómo ven los laicos maristas su propio compromiso con la vida y misión maristas? * ¿Cómo vamos a describir la espiritualidad del Laico Marista? * ¿Qué están buscando los laicos maristas realmente?
Para responder a estas preguntas, los participantes compartieron sus historias y tareas pastorales, que representan todos los aspectos de la vida y misión maristas, así como su personal visión del carisma de Champagnat.
A través de este proceso, llegaron a identificar lo que quiere decir ‘Marista’ para ellos, cómo se comprometen con la espiritualidad marista actualmente y cómo ven ellos que esto se realizará en el futuro.
El documento en torno a la misma mesa: la vocación de los laicos maristas de Champagnat, fue la fuente de inspiración para la Asamblea.
Varios participantes habían participado previamente en diversas experiencias de formación maristas incluyendo la Asamblea Internacional de la Misión de Mendes (Brasil), la experiencia de formación conjunta en St Paul Trois- Chateaux (Francia), el Capítulo general en la Casa general (Roma) y la experiencia de formación conjunta de la provincia de Sídney en Mittangong (Australia).
Ellos dijeron que éstas fueron experiencias de formación muy profunda y sus historias enriquecieron los intercambios y conversaciones de la Asamblea.
Los resultados más importantes de la Asamblea fueron reunidos bajo el título: Soñar el Futuro. Los participantes trabajaron en talleres sus reacciones, centrándose en siete temas: vocación, misión, mantener el carisma, formación, vida compartida (comunidad),
co-responsabilidad y diversidad.
El desarrollo de las definiciones y principios sobre estos temas y el establecimiento de un conjunto de acciones que se desean realizar en cada uno de estos ámbitos, fue una de las tareas más importantes de esta Asamblea. Se hará un informe más completo de todo esto en otra publicación.
Marie Dorrington, una educadora de Adelaide, proveniente de un contexto marista, facilitó el proceso y guió con mucha capacidad a los participantes hacia un consenso sobre los resultados de la asamblea.
El H. Julian, sintetizando lo esencial de la Asamblea, dijo en sus observaciones que la misma será una contribución significativa para la vida marista en
Oceanía y será un aliento para que los participantes continúen el discernimiento
y el dialogo, cuando vuelvan a sus casas y en toda la región. Los participantes y las personas que compartieron este camino para hacer que el carisma siga adelante, se sentirán confirmados por esta asamblea, dijo.
Fue una feliz coincidencia que la Asamblea haya concluido el día de la independencia de las Islas Salomón y también el día de la fiesta del beato To Rot, el mártir de Papúa Nueva Guinea, lazos importantes con la realidad de Oceanía.


Noticias Maristas, Año III- Numero 115 – 22 julio 2010

Comparte: