Reconocen la obra de "Chiquilín"
Semblanza de un decidido impulsor de valores maristas


Publicada: 27 abril 2012

Diario de Yucatán

"Hay varias formas de reconocer su obra... La mejor es no fallándole y demostrándole que hacemos lo que nos enseñó; la otra es haciéndola historia", declaró Jorge Muñoz Menéndez en el homenaje que ayer se rindió al hermano marista Manuel Franco Jáuregui, "Chiquilín".

"Chiquilín", quien de 1990 a 1996 dirigió el Centro Universitario Montejo, tenía 36 años cuando llegó a Yucatán. Nació el 3 de mayo de 1954 en Pegueros, Tepatitlán, Jalisco. Es hijo del matrimonio que formaron los señores Manuel Franco Jiménez y María Soledad Jáuregui (que en paz descanse). Tiene siete hermanos: Carmela, Evangelina, Rebeca, Antonio, Carlos, David y Efraín.

Cursó la primaria en la "Anacleto González Flores" de Pegueros, la secundaria en la Casa de Formación de los Hermanos Maristas y el bachillerato en la preparatoria "José Guadalupe Zuno" de Guadalajara. Es maestro en Educación Primaria por la Normal Queretana y en 1988 se licenció en Pedagogía en la Normal Superior Nueva Galicia de Guadalajara. Antes de graduarse, en 1973, a los 19 años ingresó al noviciado marista. En 1974 hizo su primera profesión de votos y en 1978, los votos perpetuos.

Siempre estuvo pendiente de todo y lo mismo se preocupó por estar cerca de las selecciones deportivas, de rescatar la casa de retiros de Chelem (Villamar), que quedó en ruinas tras el paso del huracán "Gilberto", y edificar el auditorio Marcelino Champagnat. "Con 'Chiquilín' la importancia del modelo educativo de Marcelino Champagnat literalmente ganó la calle, desbordó los muros de las escuelas al marcar la geografía urbana con una avenida y un monumento", señaló Muñoz Menéndez.

Pero su principal obra en Yucatán es haber sido el impulsor de la Universidad Marista, ya que se empeñó en hacer realidad lo que hasta 1992 parecía sólo un sueño. "Y ya en sus últimos 18 meses al frente del CUM movió cielo, mar y tierra... Convenció y se enfrentó... Luchó y recolectó... Sumó y descartó... Abrazó y marcó rumbos para abrir la Universidad Marista".Hoy, el hermano Manuel Franco es pieza clave en la Asamblea de Asociados de la Universidad que celebra sus 15 años, pero más importante que eso es encontrar su huella bien marcada en los documentos fundamentales de una casa de estudios que comenzó en salones prestados y con apenas 180 alumnos y hoy tiene un moderno campus con dos mil alumnos y quinientos maestros.- Jorge Iván Canul Ek; ivan.canul @megamedia.com.mx
Periférico norte tablaje catastral 13941 Carretera Mérida - Progreso. C.P. 97300 Mérida Yucatán, México. Teléfonos: (999) 942-9700
Créditos: Estrategia Concepto y Diseño H. Creativos. Consultoría y Desarrollo Affen Bits.