El Diario de Yucatán publicó el sabádo 12 febrero la siguiente inserción de la Comunidad Marista:

 
 
Discurso de Miguel Baquedano
Rector de la Universidad Marista
Evento: Patronato Marista
Fecha: Sábado 12 de febrero de 2011
Hora: 8:30 a.m.
Sitio: Campus Universitario Marista
 
Buenos días, estimados compañeros ex alumnos y colaboradores de las diferentes obras Maristas en Yucatán.
 
En 1996 se inició la transformación de un gran sueño en realidad, al abrir sus puertas la Universidad Marista, que desde su concepción surgió para ser una universidad diferente, una universidad inspirada en el modelo educativo de san Marcelino Champagnat, que bien sabemos busca impulsar la verdad con la sencillez, el servicio con la calidad académica, el compromiso social con la voluntad de construir un mundo mejor…
 
Aquí ---ayer, hoy y mañana--- se abraza el carisma marista que busca contribuir en la formación de universitarios que sean pilares de una sociedad solidaria y fraterna.
 
A pesar de la voraz dinámica de nuestros tiempos que genera cambios constantes en las técnicas del conocimiento y la comunicación; de la aplastante modernidad, que en ocasiones nos deshumaniza y no respeta tiempo y espacio… a pesar de todo eso estamos empeñados en tratar de formar jóvenes con los más altos niveles académicos y técnicos, pero muy conscientes de que no debemos perder de vista lo esencial: el ser humano…
 
   Con una vocación inquebrantable de ser una universidad para todos y al encaminar nuestros pasos, como jóvenes y profesionales, para ayudar al que más lo necesita, luchamos por romper paradigmas y enfrentamos la contra-corriente porque estamos seguros de que  cualquier modelo de desarrollo que aspira a ser sustentable tiene que pasar primero por la justicia, la verdad, la solidaridad.
 
     Como parte de esta universidad que está a punto de cumplir 15 años y hoy cosecha los frutos sembrados por miles de maestros y exalumnos montejistas desde hace más de 100 años, reitero ante ustedes la importancia que tiene la educación en estos tiempos de crisis, de confusión… Lo reitero al enfatizar que no es suficiente con instruir al joven… No es suficiente con lanzar conocimientos y adornar ese proceso con un rostro atractivo…
 
   Hoy se impone la necesidad de educar formando… y formando el carácter y la actitud para saber decir esto está bien y eso está mal… Sólo así, sembrando virtudes y no sólo valores el joven puede encaminarse a ser dueño de sí mismo y conocer la realidad y las rutas que tiene ante sí.
 
    Por eso aspiramos a que nuestros egresados tengan muy claro que no solo ellos tienen problemas… Muchos, todos tienen dificultades y sólo en una comunidad fraterna podemos hacer algo para solucionarlos.
 
  Queremos formar abogados que conozcan las leyes y que amen la justicia.
 
  Queremos formar arquitectos que generen grandes proyectos pero también respeten la naturaleza y apuesten por pequeñas viviendas dignas y rodeadas de un contexto apropiado.
 
  Queremos médicos que sepan salvar vidas porque aman la vida misma y buscan vivirla con calidad y humanismo.
 
 Queremos que nuestros psicólogos conozcan el comportamiento del ser humano y coloquen como eje de su trabajo la necesidad de proteger los grandes muros que garantizan una mejor vida en sociedad.
 
  Aspiramos a que nuestros licenciados en Turismo conozcan y promueven las grandes riquezas de nuestro Estado y contribuyan a que la zona rural sea un espacio de vida prometedor y digno.
  
  Soñamos que nuestros contadores y administradores tengan en el orden y la ética no sólo muy buenos aliados sino también indispensables compañeros de viaje para sortear las tentaciones que quieren imponer a la corrupción y la avaricia como los grandes borregos de oro de nuestros tiempos.
 
    Así, el compromiso Marista es educar y formar... No solo instruir  y en este proceso, sobre todo en una universidad abierta como lo es la nuestra, siempre habrá un espacio especial al diálogo como camino fundamental para encontrar la verdad…. Y cuando hay diálogo, sobre todo en el ámbito universitario, no hay vencedores ni vencidos sino socios diversos de la verdad.
 
   Hoy me toca a mí estar al frente de nuestra Universidad Marista y al igual que muchos de nuestros directivos hemos preferido dejar  parcialmente en manos de socios y amigos nuestros negocios, para así sumarnos a la apuesta marista por tratar de encontrarle solución a las encrucijadas que forman crisis tan diversas como las que nos agobian.
 
   Supeditamos el aspecto económico no por conveniencia o capricho sino porque creemos que al apostarle al modelo educativo marista también aportamos un granito de arena para ir formando la montaña que hoy se necesita para darle cuando menos más racionalidad a la marcha de la sociedad.
 
  Aquí hay muchos maestros, dirigentes, empleados que podrían estar ganando mucho más en otras actividades. El tesoro que nos brindan al decirnos con hechos: Vale la pena la apuesta por una educación social y humanamente trascendente es lo que todos ustedes, desde el nuevo Patronato, deberán presentar como pieza fundamental, como oferta clave para motivar a ese marista que todos tenemos oculto y que hoy por hoy despierta tanto interés en Yucatán.
 
Nuestro modelo educativo funciona y transforma… no es una apuesta por algo más o por una nueva dosis de superficialidad y materialismo…Nuestra universidad que nació con la aportación de centavos y no de grandes capitales, de la aportación de muchos y no de unos cuantos es hoy el centro de muchas miradas.
   Sin aspavientos, sin grandes reflectores… apostándole al fortalecimiento interno y a rescatar las raíces, nuestro modelo marista tiene una fuerza que vale la pena proteger y proyectar.
 
 Por eso les agradecemos a todos ustedes miembros del patronato el que hoy se suban a un barco fuerte y dispuesto a llegar lejos… Gracias… Y también gracias a todos nuestros hermanos de la Joaquín Peón, el Colegio Montejo, el CUM y la Zapata Sur… y en especial a los Hermanos Maristas que confían en nosotros, nos acompañan y dirigen.
 
Juntos, todos, estamos ante una magnífica oportunidad de hacer algo trascendente por Yucatán,
 
  Ojala seamos perseverantes, y cuando surja el desánimo les recomiendo volver a estas sus escuelas para quedar impactados de la vitalidad que da estar cerca de niños y jóvenes, mujeres y varones, que con momentos tristes y felices caminan por una vía bien clara… la misma que desde hace más de cien años ha colocado al mundo marista en un lugar muy especial de Yucatán.
 
Muchas gracias y manos a la obra que mientras más avanzamos, mayores son los retos y los pendientes que nos esperan. La misión apenas empieza.
 
Muchas gracias.
Discurso del Hno. Luis Roberto González González
Superior de la Comunidad Educativa Marista en Mérida
Evento: Patronato Marista
Fecha: Sábado 12 de febrero de 2011
 Hora: 8:30 a.m.
Sitio: Campus Universitario Marista
 
 
El papel del Hermano Marista en el Siglo XXI
 
Nadie vive hoy tiempos fáciles: ni las sociedades, ni la Iglesia, ni la vida consagrada. Desempeñar en estos tiempos una tarea de animación tiene su complejidad. Sean Sammon.
 
¿Qué significado tiene para el México de hoy, el carisma marista y las obras apostólicas de los hermanos maristas? ¿cuáles son los desafíos que los hermanos maristas han de enfrentar en los próximos 20 años? ¿qué pueden esperar en su formación y educación marista, las familias, los alumnos  y nuestros  educadores?
 
Más aún: ¿qué pueden esperar todos sus colaboradores más cercanos, laicos comprometidos que comparten la misión educativa marista y sus compromisos?
 
Responder estas preguntas implica un gran desafío, ya que es tan amplia nuestra visión, que la claridad de algunas líneas de acción, nos podrán ayudar en esta cuestión..
 
Iniciar por contextualizarnos es un buen referente, que nos permitirá,   no tratar  de responder, sino brindarnos algunas de estas orientaciones.
 
Nuestro fundador vivió en un contexto histórico muy particular, donde la Iglesia se enfrentaba con la crisis de innovación .¿quién lo diría hoy…innovación en 1817?  
 
El mundo había cambiado de una manera rápida y decisiva, y la respuesta de la Iglesia debía de ser creativa. Hoy. El contexto histórico a casi doscientos años es diferente. Sin embargo los retos en están enmarcados en una realidad social semejante. Nosotros como parte de la Iglesia nos enfrentamos a esos grandes retos.
 
La educación representa la principal herramienta para posibilitar los cambios que la sociedad necesita. Hemos de responder a la realidad de un mundo global, donde la sociedad de la información y del conocimiento han influido de manera determinante en la transformación de la estructura de la sociedad, generando nuevas formas de organización política, social, económica y cultural.
 
Este es el contexto histórico que nos toca vivir, y en el cual los Hermanos Maristas nos vemos desafiados a responder desde el carisma de nuestro fundador, encarnándolo y haciéndolo vida en cada país y cultura de los casi ochenta países donde nos encontramos.
 
Como discípulos de Champagnat, nos visualizamos claramente como protagonistas inequívocos de este mundo. Hoy sigue siendo la educación el perfecto elemento para poder formar hombres y mujeres que vivan desde una realidad actual, pero que tengan plena conciencia de su compromiso de ser hijos de Dios, y promotores indudables de la transformación del mundo.
 
Nuestra misión ha de ser la de un liderazgo que genera vida, basado en los valores auténticos del Evangelio. Un liderazgo generoso y audaz capaz de cautivar la mente y transformar los corazones  que  ha de posibilitar la vitalidad de nuestro carisma y la misión marista del futuro.
 
El papel del hermano Marista del siglo XXI está claramente definido en los tres horizontes de futuro de nuestro reciente Capítulo General:
 
1° Los Hermanos Maristas hemos de ser hombres que viven una vida consagrada nueva, arraigada firmemente en el Evangelio, que promueve un nuevo modo de ser hermano.
 
Nuestro testimonio de vida como consagrados, como hombres de Dios, ha de posibilitar la vitalidad de nuestro instituto, no sólo por el número de miembros, sino para suscitar en los jóvenes el deseo de consagrarse para servir a los demás. Ser testigos vivos y discípulos auténticos.
 
2° Una relación entre hermanos y laicos, basada en la comunión, buscando juntos una mayor vitalidad del carisma marista para nuestro mundo.
 
Esto no es nuevo. El gran legado de Marcelino a casi doscientos años de su fundación está presente y sigue vivo, no sólo a través de los hermanos, sino de cada uno de los laicos que viven y vibran con este fuego.
 
Hoy nos reúne ese motivo. En este nuevo milenio, la misión Marista no puede ser concebida sin la participación de hombres y mujeres que hoy forman parte de la gran familia Marista, y que son también protagonistas de esa vitalidad manifiesta del Espíritu Santo en nuestra congregación.
 
3° Una presencia fuertemente significativa entre niños y jóvenes pobres.
 
La experiencia Montagne determina profundamente nuestra misión y concentra la esencia de nuestra vocación: Educar a los niños y jóvenes, amándolos a todos por igual.
Siempre serán aquellos más necesitados nuestra prioridad, sin distinción, pero con particular atención.
 
Hoy los niños y jóvenes nos urgen a estar cerca de ellos, a escucharlos, acompañarlos pero sobre todo a ser para ellos testimonio vivo del amor de Dios. Nuestra cercanía hacia ellos ha de ser incondicional.
 
Hoy queridos amigos y hermanos, somos protagonistas de este particular momento en la historia. Dentro de cien años alguien escribirá lo que nos tocó vivir. Ellos nos dirán si supimos responder, enfrentarnos a la realidad del mundo con coraje y audacia, pero sobre todo con un corazón nuevo.
 
Termino citando un texto del antiguo superior General Hno .Sean Sammon.
“No me puedo imaginar un tiempo mejor que éste para vivir, o un período más rico en la historia para formar parte de una congregación o un instituto.  "Porque la visión tiene su fecha;  y a su tiempo se cumplirá.! Si se demora, espérala, porque es seguro que vendrá."
     
Muchas gracias.
Periférico norte tablaje catastral 13941 Carretera Mérida - Progreso. C.P. 97300 Mérida Yucatán, México. Teléfonos: (999) 942-9700
Créditos: Estrategia Concepto y Diseño H. Creativos. Consultoría y Desarrollo Affen Bits.