Glenn Murcutt

Baluarte de la arquitectura moderna
La sencillez, esencial para una autoridad como Glenn Murcutt

El Diario de Yucatán publicó el viernes 21 de enero lo siguiente:

 

La sencillez, entendida como síntesis de la complejidad de una idea, debe ser baluarte de la Arquitectura, cuyos profesionales no deben temerle al pasado, sino tomar lo relevante del ayer y mezclarlo con lo actual, afirma Glenn Murcutt.

Experto de la arquitectura mundial, cuyo trabajo ha sido una influencia para muchos profesionales, Murcutt, quien recibió en 2002 la máxima distinción para un arquitecto, el Premio Pritzker, está de visita en Mérida para participar en el segundo Congreso Internacional de Arquitectura que realiza la Universidad Marista.

Nac
ió en Inglaterra y radica desde hace 40 años en Australia, donde ha desarrollado su trabajo profesional. No había visitado antes Yucatán, pero conoce la importancia de sus construcciones históricas. Ya recorrió Bonampak, San Cristóbal de las Casas y la Casa de las Capuchinas, obra de Luis Barragán, a quien Murcutt hace mucha referencia, pues considera que su trabajo tiene gran relevancia y es similar a su ideal.

 

Ante los problemas económicos generales, Murcutt destaca la oportunidad que tienen los arquitectos de crear obras en las que se cuide el nivel de producción de desperdicios, y que el proyecto optimice los recursos que representan la luz y ventilación naturales.- Diario de Yucatán
 

 

Los arquitectos Javier Muñoz Menéndez, Glenn Murcutt y Carlos Jiménez en compañía del rector.

Hay que ayudar a lograr que el ser humano viva con dignidad y justicia, recuerdan a los arquitectos en su Congreso.

   Casi 800 personas se dieron cita anoche en los jardines del campus de la Universidad Marista en la primera sesión del II Congreso Internacional de Arquitectura Marista.
   Con un mensaje del rector Miguel Baquedano Pérez que exigió no olvidar la importancia del ser humano y sus circunstancias en el ejercicio de la profesión, los 600 alumnos inscritos y los maestros y profesionales que se dieron cita tuvieron oportunidad de escuchar la conferencia de Carlos Jiménez, arquitecto costarricense que imparte clases en varias casas de estudio de Europa y América y es jurado de los Premios Ptritzker.
     Javier Muñoz Menéndez, director de la escuela anfitriona, dedicó sus palabras a resaltar la importancia de los maestros en un proceso de educación integral. También pidió premiar la funcionalidad, el respeto y la generosidad de las obras por sobre el lucimiento individual y la acumulación de riquezas.
   Glenn Murcutt, el arquitecto australiano Premio Pritzker que cerrará el Congreso el sábado próximo, siguió atento la primera reunión de trabajo desde las sillas del público, acomodadas en un jardín del campus que rodea la biblioteca, un edificio de aulas y otro de auditorios.
 El tercer conferenciante será el arquitecto yucateco Augusto Quijano Axle, ganador de numerosas bienal nacional y continental y quien el viernes tendrá a su cargo una exposición.
   “La Escala humana de la Arquitectura” es el tema de esta cita universitaria, que congregó a maestros y estudiantes de varias casas de estudio y que escucharon en el prólogo del Congreso por qué el humanismo marista es fundamental en disciplinas como la Arquitectura.
    En su discurso, el Rector Miguel Baquedano enfatizó en que Yucatán, tierra de un pasado que muchos sólo recuerdan en sus etapas gloriosas, es también península de un presente que reclama respuestas a muchos pendientes y uno de ellos tiene mucho que ver con lo que los arquitectos deben realizar.
   ---Y es que de nada sirve tener las ruinas mayas más impactantes o los diseños más modernos de la arquitectura contemporánea si los que vivimos a su alrededor necesitamos de otras herramientas, de otros caminos, de otras paredes para vivir con dignidad y sustentabilidad ---apuntó el rector marista.
   El texto íntegro de su discurso lo ofrecemos en el apartado NOTICIAS del sub sitio web dedicado al Congreso de Arquitectura, en esta misma página web.
    El Diario de Yucatán, en su edición de hoy viernes, publica también amplia información sobre el evento.
    Al iniciar su plática, el arquitecto Jiménez aprovechó que por la mañana conoció las ruinas de Uxmal y luego varios poblados yucatecos para comenzar a dibujar el puente que une las civilizaciones por medio de los modelos arquitectónicos.
 
 
         

Palabras del Rector.

Discurso del rector de la Universidad Marista Miguel Baquedano Pérez,
al inaugurar el jueves 20 de enero el II Congreso Internacional de Arquitectura Marista.

Mérida, Yucatán, México.

Hola, buenas noches:
 
Bienvenidos todos a la Universidad Marista.
  
  Los convocamos a destacar “La Escala humana de la Arquitectura” para tratar de demostrar que somos una universidad diferente, una casa de estudios abierta a las nuevas corrientes pero también dispuesta a no olvidar los fundamentos de la vida.
  Esta noche, ante esta incubadora tan arrolladora como es la que forman los alumnos de Arquitectura, queremos darles la bienvenida recordando la esencia que debe mover y mueve a disciplinas que transforman, proyectan la materia.
  El humanismo marista, fortalecido por la sencillez, la congruencia y la búsqueda de la justicia y la verdad, tiene un amplio camino por recorrer en la Arquitectura, pues permite cimentar muy bien los proyectos de cualquier aventura social y económica.
  Yucatán, tierra de un pasado que muchos sólo recuerdan en sus etapas gloriosas, es también península de un presente que reclama respuestas a muchos pendientes y uno de ellos tiene mucho que ver con lo que ustedes realizan, con lo que todos ustedes deben realizar.
  Y es que de nada sirve tener las ruinas mayas más impactantes o los diseños más modernos de la arquitectura contemporánea si los que vivimos a su alrededor necesitamos de otras herramientas, de otros caminos, de otras paredes para vivir con dignidad y sustentabilidad.
 
  Bien sabemos que los mayas ejercieron una arquitectura que hoy asombra y maravilla… Bien sabemos que Mérida, México en general vive hoy una nueva época, interesante y prometedora,  en su arquitectura…   pero también bien sabemos que  Chichén Itzá y Uxmal quedaron en el abandono por que las maravillas arquitectónicas sin un acompañamiento social y económicamente sustentables se convierten en simples piezas de museo.
  Hoy, en esta misma tierra que habla por sí sola de lo importante que es una arquitectura complementaria del hombre… funcional, útil, respetuosa, sencilla… En fin, una arquitectura que evite el monumentalismo y nunca olvide las circunstancias de su entorno….   Hoy en esta península rocosa testigo de esplendores y ocasos celebramos que un grupo de jóvenes y profesionales se reúna a dialogar, a aprender de “La escala Humana de la Arquitectura”.
  Los maristas estamos convencidos que proyectar, planear y diseñar sin tomar en cuenta al hombre y sus necesidades es una apuesta fácil pero injusta y por eso la Arquitectura que queremos enseñar debe tener nombre y apellidos… no sólo líneas y cálculos.
  Y en ese proceso de enseñanza urge no sólo abrir las ventanas para escuchar otras voces sino también contar con elementos de diálogo para confrontar y mejorar ideas. Por eso convocamos a este Segundo Congreso Internacional y por eso mismo agradecemos ampliamente la presencia de Glenn Murcutt, quien desde Australia no dudó en aceptar la invitación de estar hoy con nosotros.
  Su experiencia y su apuesta por la sencillez serán seguramente de gran utilidad para todos.
 
 
  También queremos agradecerle a Carlos Jiménez el viaje desde Costa Rica y su participación.
  Su visión, tan reconocida hoy en varias partes del mundo, nos permitirá echar una mirada a las nuevas tendencias, a la ruta que hoy lleva la arquitectura universal.
  Su obra estará pues presente entre nosotros y sabremos estudiarla y comentarla.
  Yucatán, eje importante de la arquitectura moderna de México, está muy bien representado en este evento con Augusto Quijano Axle, marista de toda la vida y un gran maestro y arquitecto.
  Su obra estará pues presente entre nosotros y sabremos estudiarla y comentarla.
  Gracias también a Javier Muñoz Menéndez y a su gran equipo de colaboradores por estar tan empeñados en acercarnos a este importante mundo de una disciplina tan apasionante como es la Arquitectura.
 
  ….Bienvenidos todos y ojalá muy pronto, al hablar de un nuevo modelo de desarrollo más humano y más justo podamos hacerlo rodeados de casas, colonias, edificios, parques, hospitales, escuelas, ciudades… y proyectos que supieron acompañar y estimular el espíritu creativo, libertario, respetuoso y justiciero…, pues es el único que garantiza nuevas y mejores civilizaciones
 
  Buenas noches y mucho éxito en los trabajos.

Bienvenida.

Buenas noches a todos.
                                      
Bienvenidos al Segundo Congreso Internacional de Arquitectura Marista, que con el objetivo de explorar “La Escala Humana de la Arquitectura” nos ha reunido esta noche en la Universidad Marista.
 
Rodeados de edificios modernos, de jardines que nos recuerdan la necesidad de conservar lo verde y de muchos sueños juveniles esta noche queremos comenzar agradeciendo la asistencia de tantos jóvenes futuros arquitectos y de tantos profesionales interesados en aprender, intercambiar conocimientos.
 
Las expectativas de los organizadores fueron ampliamente superadas y eso demuestra que la Arquitectura Marista, la Arquitectura yucateca, la Arquitectura mexicana están marcando rumbo y alentando esperanzas.
 
Gracias pues por esta generosa, abrumadora respuesta y ahora pasemos a presentar a las personalidades que nos acompañan. Les pedimos reservar los aplausos al terminar la lista.
 
Está con nosotros el arquitecto australiano Glenn Murcott, maestro y guía de las generaciones actuales de arquitectos y por tanto ganador del Premio Pritzkker 2002.
 
También nos acompaña Carlos Jiménez, quien desde Costa Rica marca rumbos nuevos en esta especialidad y es hoy un gran exponente del nuevo pensamiento arquitectónico.
 
El arquitecto Augusto Quijano Axle, yucateco de abolengo porque ha demostrado aquí y fuera de aquí el valor de la arquitectura mexicana. Maestro de la Universidad Marista será sin duda pieza clave en este diálogo entre talentos.
 
Acompañan a los tres maestros nuestro rector, Miguel Baquedano Pérez; Javier Muñoz Menéndez, director de la Escuela de Arquitectura y Diseño de nuestra Universidad y los arquitectos Humberto Ricalde González, Pia Sarpaneva, Yvonne Labiaga y Fernando Ituarte, quienes junto con alumnos de nuestra Institución y la UNAM, trabajaron en el II Laboratorio de Historia analizando la obra del Arquitecto Murcutt.
 
El arquitecto Carlos Jiménez es quien inicia hoy este congreso.

Parte fundamental de una generación de profesionales, su obra luce por sus características emblemáticas y gran  visión social.
 
Con sólo recordar declaraciones suyas, como aquella que advierte que…”El futuro de la ciudad pasa por las relaciones humanas"… se coloca en el campo del interés de cualquier alumno, de cualquier interesado por la arquitectura trascendente.
 
Hay otra que pronunció recientemente en España que es igual de importante: Al hablar de los suburbios que hoy se reproducen alrededor de las ciudades, don Carlos advirtió:
 
…Hay que tener en cuenta que estos centros residenciales deben ser considerados como lugares de encuentro y no de aislamiento total…. Deben ser espacios en los que la gente pueda hallar aquello que necesita para una compleja y rica vida social.
 
El nació en Costa Rica y además de generador de importantes proyectos y obras es profesor de numerosas universidades en América y Europa, como Harvard, la Universidad californiana de Los Angeles y la de Navarra, en España.

En todas sus intervenciones públicas y académicas ha sembrado referentes muy importantes para nosotros:…. "Salvo ciertos genios que son capaces de crear obras que van más allá de ellos, hoy existe una tendencia por comprender la arquitectura como un fenómeno mediático. Así, nos olvidamos de la importancia del edificio y de la necesidad de resolver los problemas que plantea cada proyecto"…. ¿Pero cómo solucionar este problema?.... Don Carlos Jiménez sugiere recuperar la concepción de la arquitectura como un arte al servicio de los demás. "No tenemos que concebir nuestra profesión como una serie de momentos en crisis, sino como un continuo servicio que permita desarrollar nuestras sensibilidades en busca del interés general".
 
¿Queremos mejor presentación de nuestro primer conferenciante que esta?...¿Difícil?, verdad.
 
Aportemos sólo algunos datos de su extenso e interesante currículum:
 
Al crear su propio despacho profesional en 1982, comienza a trascender de manera imparable su obra. Sus proyectos han recibido numerosos premios y ya son expuestos en museos y galerías de todo el mundo.
Es creador y maestro lo mismo en Europa que en América y, además, miembro del jurado del Premio Pritzker desde 2001.
 
Entre sus obras más  destacadas hay numerosas obras residenciales, como las casas Saito, Lott y Davis-Mosteller, todas ellas en Houston, y también edificios culturales como la Administración y Escuela de Arte para el Museo de Bellas Artes de Houston; el edificio para Talleres de Arte en Williamstown, Massachusetts… y el nuevo Centro de Arte en la Universidad DePauw, en Greencastle, Indiana.
 
Es también autor de proyectos de aeropuertos, centros cívicos, plazas y parques, edificios … En fin, aquí los dejo con un gran maestro de la arquitectura moderna, don Carlos Jiménez.
 

 

Y se hizo la luz… durante la segunda sesión del Congreso de Arquitectura Marista

Augusto Quijano Axle, laureado arquitecto yucateco, dedicó buena parte de su
conferencia magisterial del viernes por la noche a rescatar la importancia de la luz como
elemento en el diseño de cualquier obra y proyecto.

Y con la luz, el segundo conferenciante del II Congreso Internacional de Arquitectura
Marista señaló la importancia de la sensibilidad que debe tenerse para poner por delante la
utilidad, la visión de servicio.
De nueva cuenta más de 700 personas llenaron uno de los jardines del campus marista.
Los arquitectos Glenn Murcutt y Carlos Jiménez siguieron de cerca la plática desde la
primera fila, acompañados por el arquitecto Javier Muñoz Menéndez, director de la escuela
anfitriona.
El sábado terminan los trabajos con la conferencia del arquitecto australiano ganador del
Premio Pritzker 2002. La convocatoria a hablar de “La Escala Humana de la Arquitectura”
se ha cubierto con creces, pues tanto Carlos Jiménez como Augusto Quijano han centrado
sus pláticas en el aprovechamiento de los elementos naturales y preeminencia de la esencia
humana sobre el monumentalismo y la espectacularidad.
Al presentar a Augusto Quijano se le rindió un homenaje como parte fundamental
del “boom” que ha colocado a la arquitectura yucateca en un primerísimo sitio a nivel
continental.
Se recordó cómo al retornar a Mérida abrió espacios muy importantes para una profesión
que permanecía olvidada y luego con su generosidad y capacidad magisterial marcó rumbos
con grandes proyectos que hoy son mercados, templos, universidades, centros culturales y
residencias.
Augusto Quijano es maestro de la Universidad Marista y es muy reconocida su empeño
y generosidad al procurar casi siempre en trabajar en equipo con otros grandes especialistas
locales.
La segunda plática duró dos horas y concluyó con una serie de preguntas y respuestas.

Bienvenida.

Buenas noches.

Gracias por acompañarnos en esta segunda sesión de trabajo del Congreso Internacional de Arquitectura Marista.

El evento que hoy nos reúne, tiene como objetivo hablar sobre “La escala humana de la Arquitectura”.

Y en ese campo Yucatán tiene mucho qué decir y uno de los mejores para hacerlo es el maestro Augusto Quijano Axle.

Graduado en la Universidad Iberoamericana de la ciudad de México en 1979, regresa a Mérida y rápidamente se convierte en uno de los pilares del “boom” arquitectónico que resuena hasta hoy en estas y otras latitudes. Y se dice fácil, pero lograr eso en los tiempos en que ocurrió, cuando apenas arrancaba la primera escuela universitaria de la especialidad, es toda una hazaña… Estamos hablando de ser uno de los pilares del “boom” yucateco de la arquitectura. 

El arquitecto Quijano llegó y convenció; abrió espacios que estaban muy cerrados y marcó rumbos… Y siempre lo hizo con una mentalidad de servicio, generosa y visionaria. Por eso hoy disfruta del pareció del gremio local y nacional, ventaja o característica que ustedes bien saben no se consigue a la vuelta de la esquina. Y conste, estamos hablando de que llegó y convenció… de que abrió espacios cerrados y supo marcar rumbos… Toda una tarea titánica. 

Egresado marista, el arquitecto Quijano proyectó un nuevo trabajo profesional al terreno humanista del que tanto hemos hablado aquí. Sus trazos y propuestas no son frías, sino cálidas y solidarias… Su vocación de trabajar en equipo lo sitúa muy lejos del enfermizo individualismo que a veces acecha a esta profesión… Su vocación de maestro y hasta consejero no la tiene cualquiera.

Por eso, a la hora de que la Universidad Marista escogió a un yucateco para completar esta oferta estelar de pláticas sobre Arquitectura, no dudó ningún momento en el que el mejor exponente era Augusto Quijano.

Dicho esto, recordemos que su nombre figura entre los ganadores de numerosas bienales nacionales y continentales; sus ideas ya aparecieron en revistas y libros especializados, y su obra abarca campos tan amplios como son grandes centros de espectáculos, mercados municipales, fraccionamientos, terminales aéreas, hoteles, residencias playeras y urbanas, edificios empresariales, factorías e incluso templos religiosos.

Conferenciante de numerosos eventos internacionales, don Augusto sigue fiel a su misión magisterial y aquí en la Universidad Marista es hoy titular de cátedras y talleres.

Muchos egresados avalarán con lo que deseamos cerrar esta presentación que optó por escudriñar el alma sobre las decenas de páginas de un currículum formal y frío:….El Arquitecto Quijano está aquí frente a nosotros porque se lo merece como profesional y porque es un jornalero en la gran lucha por darle sentido a la vida.

Gracias, pues, maestro… Tiene Ud. La palabra.

Arquitecto Augusto Quijano Axle

Buenas noches.

Bienvenidos a esta tercera y última jornada del Segundo Congreso Internacional de Arquitectura Marista.
 
…..Hoy nuestro conferenciante es el arquitecto Glenn Murcott, pero déjenme decirles que el Premio Pritzker  2002 no es el mismo de hace apenas unos días.
Resulta que don Glenn ya conoció Uxmal y Chichén Itzá. Ya almorzó en medio de un cenote yucateco y recorrió algunas haciendas.
Lo que vio, escuchó y probó este singular arquitecto australiano nos abre la posibilidad de escuchar hoy a un Glenn Murcott renovado con la fuerza de los mayas.
 
Y lo celebramos muy a lo marista porque además esta celebridad de la arquitectura moderna tiene bien grabada la importancia de la sencillez en su misión profesional.
Y no sólo eso, a esa sencillez que identifica a los maristas hay que sumarle otra fortaleza de la casa: la familia…
Glenn Murcott no duda en reconocer, en sus escritos, obras y entrevistas, la importancia que tiene en él la familia… Las enseñanzas que le dio su padre, sus travesías y el contacto respetuoso con la naturaleza son recurrentemente tema de sus pláticas.
Y eso también lo celebramos, porque es muy importante que los jóvenes de hoy tengamos en cuenta que el éxito tiene que ser compartido y que un buen camino para lograrlo es nunca perder la sencillez, la generosidad, el respeto.
 
Glenn Murcott nació en 1936 en Londres pero no duda en presentarse como australiano: No en balde  sus trabajos  son  decisivos en el desarrollo arquitectónico de ese país, construyendo edificios que suman modernidad y respeto por las tradiciones constructivas autóctonas. Su interés por los aspectos medioambientales y sociales ejerce una importante influencia en las generaciones más jóvenes. Como ya dijimos, en 2002 fue galardonado con el Premio Pritzker.

En 1969 comenzó a trabajar como arquitecto independiente y pronto rompió los moldes establecidos por la obra de Frank Lloyd Wright. Su principal punto de referencia en sus inicios fue la obra de Mies van der Rohe, aunque después fue adaptando la sencillez formal de este arquitecto a las duras condiciones climáticas de Australia.
 
Murcutt estudió el tipo de vivienda tradicional de los aborígenes australianos, admirando “la suavidad con la que trataban el suelo”. En la casa de Marie Short en Kempsey, Nueva Gales del Sur, construida en chapa ondulada y madera a la usanza de las granjas australianas, llevó a la práctica por primera vez sus teorías. Posteriormente desarrolló este modelo, mezcla de elementos vernáculos y modernos, en la casa de los Frederick en Jamberoo, Nueva Gales del Sur, y en la casa Meagher en Bowral (1992).

Sabiamente siempre ha evitado los encargos comerciales y urbanos, construyendo principalmente casas familiares y edificios comunitarios. La integridad y honestidad de su obra es una de sus principales cualidades.
 
His father, Arthur Murcutt was born in Melbourne in 1899. Su padre, Arthur Murcutt, trabajó y casi hizo de todo. Carpintero, zapatero, pastor de ovejas, buscador de oro, constructor de yates… Su matrimonio con Daphne
Powys, the daughter of a photographer from Manly, Australia. Powys no detuvo la aventura. Rumbo a las Olimpiadas de Berlín nació en Londres nuestro conferenciante de hoy. En brazos Glenn Murcott dio su primera vuelta al mundo, que lo llevó de niño a Nueva Guinea, donde se casó con el cuidado del medio ambiente.
   
El mismo cuenta que parte de su trascendencia de hoy se lo debe a la disciplina que le enseñó su padre… y a la música clásica que llegó a interpretar.
 
Estos son algunos pasajes de este arquitecto que le gusta trabajar sólo, que tarda hasta seis años en atender las solicitudes de trabajos y que el jueves temprano, antes de emprender una excursión a Uxmal, le confió a los maristas que: Esta es mi último gran viaje.
 
Gracias maestro por estar entre nosotros, gracias por lo que nos ha enseñado a distancia y muchas gracias por creer en los jóvenes yucatecos.
 
Periférico norte tablaje catastral 13941 Carretera Mérida - Progreso. C.P. 97300 Mérida Yucatán, México. Teléfonos: (999) 942-9700
Créditos: Estrategia Concepto y Diseño H. Creativos. Consultoría y Desarrollo Affen Bits.